Raul Alexandro. Artesano

Raúl Alexandro. 34 años. Rumanía. 5 años en Beneficio

 

raul
A Raúl Alexandro, desde que llegó a Beneficio, le gusta que le llamen “hombre del bosque”

.

“Beneficio es una comunidad pacífica, pero cuando se infiltra el caos, la anarquía te ayuda a comprender la vida”

.


Raúl Alexandro era traficante de drogas. Pasó cuatro años en la cárcel en diferentes países a causa de ello y al final para, como dice él, “ganar dos duros”. Se cansó de esa vida y, a través de su hermano Paul, conoció Beneficio donde decidió asentarse, tras descubrir que era aún más hermoso de como se lo había imaginado.

Con una tienda de campaña, una guitarra, algunas flautas que hace manuales, una planta de marihuana y pocas cosas más, Raúl vive tranquilo y en armonía dentro de una micro-sociedad en donde el dinero no es necesario, casi nunca, para sobrevivir.

¿Cómo conoció Beneficio?

Yo venía de pasar una época difícil de mi vida, en casa de mi madre y sin trabajo. Llamé a mi hermano desde Rumanía, que él ya estaba aquí. Me dijo un poco como era la vida. Buen clima, posibilidad de poner un huerto, comida, música, buena gente, sin asfalto, sin dinero… una comunidad abierta a todo el mundo. Dije, ¡guau! Vine con una idea preconcebida y creo que es todavía más guapo de cómo me lo había imaginado.

¿Y cómo era su vida antes de venir?

Conocí Europa, estaba fuerte pero tenía poca concienciación. Traficaba con drogas, aunque tampoco ganaba mucho. Ganaba dos por aquí y perdía uno por allá. Pase algunos años en diferentes cárceles de varios países. Se me pasaba el tiempo de una manera extraña. Pero ahora estoy bien con la ley. Necesito documentos, un pasaporte por ejemplo. El dni le tengo caducado, tengo que ir a recoger el nuevo a Sevilla, pero no tengo prisa viviendo de hippie.

Antes de venir aquí traficaba con drogas, aunque tampoco ganaba mucho. Pase algunos años en la cárcel, pero ahora estoy bien con la justicia”

Viviendo de hippie… 

Es una vida chula, dependiendo del ángulo con el que se mire. Me recuerda que soy hijo del universo y que el sol siempre brilla depende de donde lo mires. La vida en Beneficio es la vida real, mi realidad. Agradable y verde. De muchos colores pero el verde predomina bajo el cielo. Y muchos corazones, de todos los tipos. Tengo una gran conexión con la tierra. Me gusta plantar una semilla, o un árbol pequeñito y echarle agua, ponerlo al sol, verlo crecer… y oler las flores. A veces paso un par de días sin dinero, un par de semanas, un par de meses, una vez más de un año. No recuerdo que pasó. Pero no siento que me falte algo, o que necesite algo. Quiero cosas pero si no las tengo no pasa nada. A mí me va bien así.

Raul reciclaje
Cualquier tubo puede servir para construir una de sus flautas/D.C.

Cuando el dinero es necesario, ¿qué hace para conseguirlo?

Depende. A veces me voy a reciclar en el camino de aquí a Órgiva, o a una ciudad. O cuando vuelvo de allí a casa. A veces encuentras en el reciclaje cosas increíbles: Ropa, comida, zapatos, juguetes… Y no siempre cambiamos cosas por dinero. Muchas veces, si tú necesitas algo que yo tengo y yo necesito algo que tú tienes lo intercambiamos y ya está. A veces pierdes y a veces ganas con el cambio, pero no es importante. Somos amigos.

“A veces paso bastante tiempo sin dinero, pero no siento que me falte algo”

Sin radio, sin televisión, sin internet, sin electricidad… ¿echa de menos alguna de esas cosas?

¡Guau! Un televisor… hace que no veo uno desde que se yo. No me interesa, no me atrae mucho lo que ponen. La radio un poco pero tampoco mucho. Luego, en Beneficio hay un lugar para internet, cuando le necesito conecto el móvil que tiene wifi. La electricidad sí la uso un poco más. Desde hace dos años tengo una batería de una moto escúter conectada a un panel solar portable, y con eso enchufo el cable USB para conectar el móvil, la linterna, poner una luz en casa…

Beneficio es un pueblo sin ayuntamiento, sin policía, sin servicio de recogida de basura, con más de 20 nacionalidades… ¿Cómo es la organización entre sus vecinos y vecinas en estas circunstancias?

Pacífica. O debería ser, si sale bien, con el tiempo. Pero cuando el caos se infiltra la anarquía te ayuda a comprender la vida. Yo creo que de manera pacífica es la mejor forma para organizar las cosas, para seguir viviendo juntos en comunidad abierta. En las zonas comunes hay algunas normas básicas, como no consumir drogas duras, porque hay niños, o no generar basura. Luego, las relaciones, día a día, nunca son lo mismo. Unos días nos tenemos más cariño, otros días menos, como en todos los sitios. El idioma más hablado es el inglés, y es el primero que aprendes aquí, porque como usted dice, en Beneficio conviven más de 20 nacionalidades, o 30…

El mundo, en general, lleva años tendiendo también hacia la globalización. El sexo, la violencia… ¿Qué opina del prototipo de sociedad que se está imponiendo?

Es una sociedad que te mira y pone etiquetas. Aquí vivimos juntos, los punkis con los hippies, ecologistas y todos los demás. Personas libres que viven una vida decente. Todos son bienvenidos en Beneficio. No me gusta como está planteado el sexo, es como un bussines (negocio). Y no solo financiado con dinero, es un negocio oscuro. Yo creo que debería ser libre y sin preocupaciones. Visto de esta manera cambia el tipo de vida, para el mundo… Sobre la violencia no he pensado mucho. Está claro que tiene relación con el sexo. Van andando juntos. El sistema lo favorece y lo aprovecha. Es como una llaga.

“No me gusta como está planteado el sexo en la sociedad, es un negocio oscuro. Yo creo que debería ser libre y sin preocupaciones”

Si el día de mañana tuviera un hijo, ¿qué educación le transmitiría?

Al principio le cuidaría y le dejaría crecer. Le ayudaría a relajarse. Pero no lo sé exactamente, me gustaría que fuera feliz. Una vida como la que tengo yo ahora ¡guau!, no sé, es un caos. Pero aunque yo soy nacido y crecido en el sistema, me gustaría que fuera como yo. Porque yo soy hijo de mi padre, como su madre de su padre… pero sí, me gustaría tener un hijo algún día.

¿Qué otros planes de futuro tiene?

Me gustaría seguir viviendo en Beneficio. Crear un huerto, tener un techo propio con una cama y la tierra legal. También me gustaría hacer un viaje a Asia. A la India, Nepal o Tailandia. Luego también a América Central o del Sur. Financiándome a través del comercio justo, con artesanía, por ejemplo. Y seguir practicando música, que me encanta. Antes de venir aquí solo lo escuchaba y ahora estoy aprendiendo a tocar la guitarra, la flauta y algunas percusiones.

Categorías:Entrevistas

1 comentario